Neneh Cherry at the Highline Ballroom, January 9th, 2015

El pasado día 9 de enero pudimos asistir al debut, sí, debut en solitario de Neneh Cherry en Nueva York. Escuchando su inconfundible voz, su ritmo, su risa, no dejaba de embargarnos una casi dolorosa nostalgia de finales de los ochenta. Pero ahí estaba, poderosa, rugiente, envuelta en ritmos salvajes y reinventándose de nuevo ante un auditorio de una edad media considerable, pero también asombrando a los oídos más tiernos. Porque Neneh se dedicó a recordarnos que sin ella difícilmente el Trip Hop hubiera alcanzado carta de naturaleza y, seguramente, Ticky ni siquiera hubiera existido. Arropada por las salvajes batucadas y sonoridades nuevas de RocketNumberNine nos llevó en volandas a su mundo de ritmos y danzas encendidas y nos dejó con la sensación de haber rejuvenecido unos cuantos lustros. Al menos durante la hora y media larga de su concierto. En el Highline se dejó oír algún castizo “¡guapa!” -que, sin duda, le recordó sus años en Alahurín El Grande- haciendo justicia a la hermosa madurez de una mujer excepcional.

Os remitimos a la nota de Brooklyn Vegan para más imágenes y a la crítica de The New York Times.

About The Author

Jose Callen

Leave a Reply